Importancia de la Carta de Presentación

Son muchos los currículum que llegan a empresas o instituciones.

Puede que sea  en respuesta a una oferta de empleo o  para conformar una base de datos ofreciendo una auto-candidatura para determinados puestos de trabajo.

Ya sea que se presente físicamente  o lo envíes  online, sucede que la mayoría de las veces se hace   sin una carta de presentación.

Aunque para quienes buscan empleo esto resulta un formalismo, puedo asegurarte que el hecho de acompañar tu currículum con una carta de presentación bien redactada es importante y además muy bien considerado.

Esta debe ser concisa, clara y explicita, además de profesional.

Lo ideal es que ocupe medio o tres cuarto de folio, no más.

Si la llevas en mano junto al currículum, queda terminantemente prohibido entregarla doblada, siempre lo mejor es dentro de un folio plástico.

La foto nunca va en la carta de presentación, siempre se coloca en el currículum vitae.

No debe contener experiencia, conocimientos  ni datos que ya se encuentran en el currículum.

Hay instituciones que solicitan que sea escrita a mano, muchas veces (por no decir la  mayoría) esto  es debido  a que realizan un estudio grafológico, el cual consiste en obtener información  como rasgos y características de la personalidad a través del manuscrito, por supuesto sea así o escrita en ordenador debe tener una ortografía impecable.

El objetivo principal de la carta de presentación es que de alguna forma destaques entre el resto y de forma breve  puedas exponer lo que te hace idóneo por aptitudes o habilidades que  poseas y que es lo que puedes ofrecer o aportar a la empresa.

Es decir tienes que ser convincente y transmitir que tú eres el candidato perfecto para el puesto vacante.

Por otra parte es conveniente terminarla con alguna frase en la que de alguna manera invites a que te realicen una entrevista personal.

Siempre debe estar firmada y dirigiendo un cordial saludo.

Artículos relacionados: