¿Buscas Trabajo? Actúa diferente

En los tiempos que vivimos donde el empleo brilla por su ausencia, hacer una búsqueda eficiente debe ser clave para poder optar a las pocas plazas y mucha revalidad existente.

La mayoría de las personas, depositan todas sus esperanzas en la entrega de curriculums, sin detenerse a pensar que estos son elementos utilizados para descartar a gente y no para seleccionarlos.

Podemos interpretar la búsqueda de empleo como una pirámide de cinco plantas que representa el camino típico que siguen las personas a la hora de buscar empleo y en el que el tamaño de cada escalón significa lo extendida que esta esta práctica.

En el último lugar de esta pirámide, estaría la entrega de curriculums, que podemos decir que es lo que todo el mundo hace.

Un escalón más arriba estaría también los anuncios, que también otro gran número de persona los responden para buscar trabajo.

Un poco más arriba nos encontramos con empresas de contratación, que también son utilizadas aunque por un grupo menor, puede que esté más enfocada a los estudiantes y gente que busca un empleo sin disponer de muchas horas.

El cuarto escalón de la pirámide corresponde a nuestra red de amigos y conocidos, esto es básicamente preguntar a nuestros allegados si conocen algún empleo donde podamos encajar, en pocas palabras “tener enchufe”.

Y por último lo que menos gente hace se puede denominar como pruebas, esto consiste en llamar al lugar donde nos interesa trabajar y preguntar directamente si tienen empleo o si podemos hablar con el encargado para una entrevista o intentar cualquier tipo de acercamiento.

Como en muchos aspectos de la vida, la básqueda de empleo tiene dos partes, el que demanda empleo y él que lo ofrece, por lo tanto ahora también nos pondremos en la piel de un empresario que necesita contratar a una persona, los pasos que va a tomar éste.

Así desde este nuevo punto de vista, en lo primero que se fijará es en las personas que llamarón ofreciéndose para realizar una prueba y mostrarle su capacidad.

Tras esto si no consigue cubrir su vacante entonces preguntará a su red de amigos y conocidos, si todavía siguiera sin encontrar a la persona ideal para ese trabajo entonces contrataría una empresa de trabajo temporal para que le suministre personal del perfil que él busca, aunque esto ya le empieza a costar dinero.

Si aun así no consigue a nadie, entonces publicará un anuncio y si de todas estas maneras sigue sin encontrar a nadie mirará los curriculums que van llegandole.

Así que la conclusión es bastante clara, para conseguir empleo hay que actuar diferente a lo que hace la mayoría y ponerse en la piel del que ofrece empleo para saber lo que este busca e intentar satisfacerlo.

Artículos relacionados: